Nadie nos enseña a ser Padres

image

No hay escuelas para prepararnos a ser Padres.  Nadie te dice como hacer tal o cual cosa, simplemente las necesidades y la experiencia te van guiando, un poco a prueba y error.

Y normalmente como padres nos sentimos agobiados, sentimos una culpabilidad y gran duda de si lo estaremos haciendo bien, o si estaremos cometiendo errores que les van a perjudicar a nuestros hijos en el futuro.

Bueno, ser Mamá de un bebe con una Cardiopatía es un camino todavía mas incierto.  Mas lleno de dudas, mas lleno de culpabilidad y de misterios.

Un bebe o niño con una Cardiopatía tiene un Sistema inmunológico afectado, a que grado no lo se, pero se encuentra mas débil y mas propenso a enfermedades que un niño normal.  Ademas las enfermedades pequeñas como un resfriado se pueden tornar en una Pulmonía o Neumonía en cuestión de días.   Y siempre con un riesgo a que alguna bacteria se mueva de sitio y genere una infección en el pericardio.  Que no me pregunten exactamente que es pero creo que se trata de la capa que recubre al Corazón.  Y ciertamente no queremos nada cerca del corazón con infección.

Así que en contra de todas mis creencias de que el cuerpo se autocura y la necesidad de un antibiótico es baja, como lo hice con el resto de mis hijos, de solo administrarlos en caso de absoluta necesidad, Adrian el menor de mis hijos con Tetralogía de Fallot, se ha visto Bombardeado cantidad de veces con Antibióticos, y muchas veces a manera preventiva o Profiláctica como le llaman.

image

Ya pasaron 6 meses de la Cirugía de Adrian, el se encuentra muy bien, pero seguimos batallando mucho con la alimentación.  Me gustaría dedicar un Blog específicamente a eso, pero aquí les doy un adelanto ya que últimamente no tengo tiempo para sentarme ni un segundo a la computadora.    Días buenos, días malos como siempre, pero tenemos días y hasta semanas muy malas.  El rechazo al biberon es total, nunca quiere tomar su leche, y es que también su alergia a la Proteína de la Leche de la Vaca hacen que la formula que puede consumir sepa horrible.    Y con las papillas nunca sabes, una puede comer muy bien y otra no.  Pero aunado a esto es que Adrian vomita mucho.  Como si la válvula que le cierra el estomago no funcionara bien, cualquier presión en el estomago, cualquier tos, cualquier gas lo hacen devolver todo, como un globo inflado buscando una salida.  Y no vomita poco, vomita todo lo que comió y también algo del desayuno.

Y vuelvo al Tema de ser Padres, nadie nos prepara, no sabíamos que nos iba a tocar así, y de cierta manera creo que todos nos identificamos en algo.

Hemos visitado Gastroenterólogos Pediatras, Infectólogos, Inmunólogos, Neumólogos, Endocrinólogos en fin, ya solo me falta ir con un Shamán…. pero nos hemos dado cuenta que el tiempo tiene la ultima respuesta.  Adrian necesita crecer, madurar.

Nos dijo el último de los doctores que visitamos: “Necesitan relajarse….. dejen de preocuparse por el crecimiento físico y enfoquen su atención al crecimiento neurológico”.    Así que comenzamos a ir a clases de Estimulación dos veces por semana, y creo que hemos tenido muy buenos resultados.

Este camino que nos ha tocado recorrer nos ha enseñado mucho acerca de la vida, de lo que es realmente importante. Nos ha enseñado a valorar los momentos simples, a tomarnos un minuto para disfrutar en esta vida tan aprisa que vivimos.  Nos ha enseñado a dar, no solo dinero sino tiempo, apoyo, aliento.  Nos ha enseñado también a recibir, y a agradecer.  Nos ha enseñado a Rezar.